CANCER

MEDICINA ORTOMOLECULAR

AVANCES EN LAS INVESTIGACIONES SOBRE CANCER
HOSPITAL JOHN HOPKINS, USA.

1. Toda persona tiene células cancerígenas en el cuerpo. Estas células cancerígenas no salen en los exámenes de rutina hasta que se han multiplicado a unos cuantos miles de millones. Cuando los médicos le informan al paciente que ya no tiene células cancerigenas, sólo significa que no están en una cantidad que las hace detectables.

2. Durante su vida una persona tiene hasta diez veces la probabilidad de presentar células cancerígenas.

3. Cuando el sistema inmunológico es fuerte, las células del cáncer son destruidas para prevenir que se formen tumores.

4. Cuando una persona tiene cáncer, expresa la presencia de alteraciones en diversas áreas, genética, nutricional, ambiental, estilo de vida entre otras.

5. Para superar la deficiencia nutricional se recomienda cambiar de dieta e incorporar suplementos que fortalezcan el sistema inmunológico, los mismos cambios se deben promover en las otras áreas.

6. La quimioterapia actúa envenenando las células cancerígenas, pero no distingue las células normales que se multiplican rápido como en la medula ósea o el sistema gastrointestinal, pudiendo causar daño a órganos como el hígado, riñones, etc.

7. La radioterapia destruye las células del cáncer, pero quema y deja cicatrices dañando tejidos y órganos sanos.
Los tratamientos iniciales con quimioterapia y radiación reducen frecuentemente el tamaño del tumor, sin embargo el uso prolongado de quimioterapia y radiación no resulta en mayor destrucción tumoral.

8. La quimioterapia y la radiación generan una sobrecarga toxica que tiene una acción paradójica sobre el sistema inmunológico que lo debilita y destruye con riesgo de infecciones y complicaciones.

9. Cuando el cuerpo tiene mucha sobrecarga toxica de la quimioterapia y radiación, el sistema inmunológico se debilita o se destruye, pudiendo producirse así infecciones y más complicaciones.

10. La quimioterapia y la radiación pueden causar mutación en las células cancerígenas, tornándose resistentes y difíciles de destruir. La cirugía por otro lado al destruir el tejido que a veces trata de aislar el tumor, permite que las células del cáncer migren y proliferen en otros sitios (metástasis).

11. Una manera efectiva de combatir al cáncer es matar de hambre a esa célula, no proporcionándole la comida con la que se alimenta.

LAS CELULAS DE CANCER SE ALIMENTAN DE:
Azúcar. Restringiendo el consumo de azúcar, se quita uno de los principales alimentos de la célula cancerígena. Los sustitutos como Nutrasweet, Equal, etc. son hechos con Aspartame que también es perjudicial. Un mejor sustituto natural sería la miel, pero en cantidades reducidas. La sal de mesa tiene aditivos químicos para blanquearla, una mejor alternativa es utilizar la sal de mar en grano.
La leche estimula la producción de mucosidad, especialmente en el tracto gastrointestinal. El cáncer se alimenta de mucosidad, eliminando los lácteos y sustituyendo con la leche de soja, las células cancerígenas no se pueden alimentar.
Las células cancerígenas se fortalecen y proliferan en medios ácidos. Una dieta basada en carnes rojas acidifica, es mejor entonces comer pescado y un poco de pollo en vez de vaca o cerdo. La carne además contiene antibióticos, hormonas de crecimiento y parásitos que son dañinos especialmente para personas con cáncer.
Una dieta hecha de 80% de legumbres frescas y jugos, granos enteros, semillas, nueces y un poco de fruta, ayuda a mantener el organismo alcalino. El 20% puede ser de comidas cocidas. Los jugos de vegetales frescos contienen enzimas activas que son fácilmente absorbidas por el organismo y llegan a niveles celulares en 15 minutos para alimentar y ayudar en el crecimiento de las células sanas. Para obtener enzimas activas, tomar jugos de vegetales frescos (de todo tipo incluyendo brotes de soja y otros). También comer vegetales crudos dos a tres veces diarias, las enzimas se destruyen a 40ºC (104ºF).
Evitar el café, té y chocolate, contienen mucha cafeína. El té verde es una buena alternativa y tiene propiedades anticancerígenas. Agua: mejor tomarla purificada, hervida o filtrada para evitar toxinas, bacterias, metales pesados. Evitar agua destilada, es acida.

12. La proteína de la carne es difícil de digerir y se requieren muchas enzimas digestivas para hacerlo. La carne que no se ha digerido queda en el tubo digestivo, se pudre y causa más toxicidad.

13. Las paredes de las células cancerigenas tienen una cubierta dura formada de proteínas. Restringiendo o evitando las carnes rojas, se liberan mas enzimas para poder atacar a las paredes de proteínas de las células cancerigenas permitiendo que el organismo utilice sus células (defensas) para atacar las invasoras.

14. Algunos suplementos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico (Essiac, antioxidantes, vitaminas, etc.) ayudando a las propias defensas a destruir a las células cancerígenas. Otros suplementos como la vitamina E causan apoptosis (muerte programada de la célula), que es el método que tiene el organismo de deshacerse de células dañadas o enfermas.

15. El cáncer es una enfermedad de la mente, del cuerpo y del espíritu. Una disposición positiva va a ayudar al que lucha contra el cáncer a sobrevivir. La ira, el rencor, y la amargura llevan al stress, y a un medio acido. Aprenda a estar con un espíritu de amor y perdón. Aprenda a relajarse y a disfrutar de la vida.

16. Las células cancerígenas no se desarrollan en un ambiente oxigenado. Ejercitándose a diario y respirando profundamente ayuda a enviar más oxigeno a nivel celular. La terapia de oxigeno es otra manera de destruir las células cancerígenas.

TERAPIA QUELANTE

La terapia quelante es un tratamiento endovenoso con una solución conteniendo minerales, vitaminas y especialmente aminoácidos.

Esta solución a través de una acción bioquímica a nivel molecular con el EDTA que contiene, produce la remoción de metales pesados y disminuye la producción de productos tóxicos, como los llamados radicales libres de oxígeno, eliminándose efectivamente a través de la orina en 24 hs.